El robo se produce por oportunidad, atractividad y vulnerabilidad

El delincuente busca la facilidad del acceso a la vivienda y le atrae la evidente expectativa de botín. Las viviendas premium cumplen con todas las premisas que el agresor busca:

Exceso de confianza en la seguridad por una falsa sensación de estar protegidos al vivir en urbanizaciones premium con vigilancia privada.

A esto le sigue el elevado ratio de vulnerabilidad de estas viviendas generado por el inadecuado diseño e implantación de los sistemas de seguridad (recordemos que dispone de parcelas llenas de vegetación, recovecos arquitectónicos y facilidad de escalada).

Para completar la tormenta perfecta, este tipo de viviendas y personas VIP, también llamadas personas de «atractividad premium», generan gran atractividad por la manifiesta expectativa de botín y despreocupación por protegerlo.

Es fácil y con gran recompensa.

En seguridad residencial decimos que el robo rompe al glamour inicial de la vivienda.

Reportaje Antena 3 deportes. Oleada de robos a futbolistas.

Los robos se han producido sin vulnerar ningún sistema de seguridad.

No es una coincidencia ni es un hecho aislado.

La falta de metodología y de personal cualificado, junto con la insuficiente dedicación al diseño e implantación de los sistemas, hacen innecesario que los ladrones fuercen los sistemas de seguridad. No les ha hecho falta!

Los propietarios gastan gran cantidad de dinero pero erran en las contrataciones de los profesionales.

  1. Falta metodología en las empresas de seguridad tradicionales.
  2. El diseño y la implantación son el principal problema.
  3. Los ladrones se aprovechan de las fallas de los sistemas de seguridad para entrar en las viviendas sin ser vistos, oídos ni detenidos.
  4. Se tasa en un 18,9% la efectividad de los sistemas de seguridad.
  5. Se identifican hasta 71 fallas entre sistemas físicos (30) y sistemas electrónicos (41).

Las bandas organizadas roban en 15 minutos

  • Aprovechan las zonas de penumbra.
  • Aprovechan la protección y opacidad que les genera la vegetación.
  • Aprovechan los huecos no cubiertos por los detectores y cámaras.
  • Escalan fácilmente a plantas superiores no protegidas (no se aplica la seguridad por diseño).
  • Apalancan puertas y ventanas sin ruido (insuficientes en resistencia física).
  • Disponen de copias de llaves y mandos.
  • Se encuentran sistemas desactivados u obsoletos por inadecuado mantenimiento.

Las urbanizaciones con servicio de vigilantes ni se enteran porque los sistemas implantados no cumplen su función. Los propietarios tampoco se enteran aún estando en la vivienda porque son rápidos y no hacen ruido.

Recomendaciones de protección para viviendas y urbanizaciones premium.

No es una cuestión de dinero, hay una necesidad de metodología.

La buena noticia es que la protección es tan deficiente que es muy sencillo mejorar sobre la situación actual.

La primera medida es contratar a consultores especializados en seguridad residencial y/o seguridad por diseño para realizar la evaluación inicial. Con este análisis del riesgo y una entrevista con los propietarios para conocer más detalles internos y hábitos de vida, se establece un diagnóstico de alto valor.

Con este diagnóstico se puede ya establecer el tratamiento, el cual debe ser diseñado en capas concatenadas, combinando resistencia física y detección. Según el riesgo de la vivienda y los tipos de delincuencia a cubrir, la concatenación de capas puede ser desde tres capas hasta ocho capas.

Una vez realizado el diseño de las defensas (en capas concatenadas, y no acumuladas), debe establecerse la implantación de todo el proyecto, incluyendo los protocolos de uso y por supuesto realizar las pruebas de intruder (pruebas físicas simulando el acceso del delincuente para comprobar la efectividad de medidas).

evaluar, ejecutar y efectividad contra el robo

 

Tiempo de lectura: 4 minutos (0)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, 5,00 de 5)