Tiempo de lectura: 20 minutos (1)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, 4,40 de 5)

CPTED Prevencion del delito by Angel Olleros

Con CPTED Seguridad y prevención del delito a través del diseño, tendrás una visión más global de la seguridad y prevención del delito en viviendas, locales y parques, a través de la edificación accesible y permeable en términos de visión. CPTED  trata de influir positivamente en las personas y en su comportamiento, trata de animarles a participar y a sentirse dueños de su territorio (edificios y su entorno), lanzando un mensaje claro al delincuente;

Este es nuestro barrio, lo queremos limpio, accesible y estamos concienciados a mantenerlo habitable para nosotros, nuestros hijos y nuestros mayores.

Prevención del Delito a Través de la Planificación Urbanística y el Diseño de Edificios

CPTED son las siglas de Crime Prevention Through Environmental Design que en Español traducimos como Prevención del Delito a Través de la Planificación Urbanística y el Diseño de Edificios o también Seguridad por Diseño.

Partamos de la base de que la delincuencia es una característica inevitable de la civilización. El delito es algo normal porque una sociedad exenta del mismo es totalmente imposible. Erradicarlo completamente no es posible pero si podemos reducir su probabilidad e impacto. La prevención del delito es, por lo tanto, una tarea aún por hacer y no debemos caer en el tradicional error de considerar que prevenir el delito es responsabilidad única de policía y Justicia.

Reunión del Consejo de Justicia e Interior de la Unión Europea 15.03.2001, acuerdan:

La prevención del delito a través de la planificación urbanística y diseño de edificios, ha demostrado ser una estrategia útil, efectiva, muy concreta y viable para prevenir el delito y los sentimientos de inseguridad. En relación a la prevención del miedo al delito, se establece que el miedo al delito debería considerarse y tratarse como un problema social por derecho propio.

El delito es perjudicial para una entidad, ciudad o país, en costes económicos y en costes sociales en cuanto a la percepción ciudadana de la inseguridad

¿Cómo se entiende el concepto CPTED de protección?

CPTED  enfoca la interrelación entre el entorno físico y el comportamiento humano, e involucra a todos los interlocutores: Cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, legisladores, planificadores, urbanizadores y comunidades vecinales. De forma simple determina la protección y prevención del delito en base a diferentes anillos que rodean nuestra vivienda conformando nuestro entorno. Puro sentido común.

  • Participación de la comunidad local (ciudadanía en general) en la defensa del territorio avisando a la policía ante un hecho delictivo, comunicando al mantenedor un deterioro, asistiendo a un vecino, activando eventos en la calle
  • Iluminar bien la calle y fachadas del edificio, mantenerlo limpio y operativo, no permitir gamberradas, sentirnos verdaderamente propietarios.
  • Edificar sin grandes vallados opacos, mantener la vegetación de forma que no se conviertan en escondites, de forma que no limiten la visión de las cámaras.
  • Promover desde las asociaciones vecinales, actividades en la calle (diurnas y nocturnas) para sacar «los ojos a la calle».
  • Fomentar el pequeño comercio local (comprando y consumiendo) para que sus tiendas, escaparates y empleados nos vigilen la calle durante gran parte del día.
  • Recuperar parques cercanos y recorridos para bicicletas combinando salud, diversión, actividad en la calle. No solo aumentamos nuestro bienestar, también generamos vigilancia natural «gratuita».
  • Orientar las ventanas a las zonas comunes de acceso y aparcamientos para que los propios convecinos actúen como vigilantes naturales.
  • Instalar cámaras en zonas comunes.
  • Y en el anillo más cercano a nosotros, es decir, en nuestra vivienda y establecimiento, instalar seguridad física integral; puertas de seguridad, cristales adecuados, detección anticipadas, alarma y caja fuerte.

La tecnología de los sistemas ayuda pero en la esencia del CPTED, el comportamiento humano es básico.

Dos mentalidades de la sociedad Española para reducir el delito

Las personas con mentalidad grupo 1 

  • + Aumento de dotaciones policiales.
  •  + Regulación con leyes más represivas.
  • Piensan en que la prevención es obligación de los gobernantes.
  • Me preocupo solo de mi casa y de mi familia.

Las personas con mentalidad grupo 2

  • + Cohesión Social.
  • + Participación vecinal.
  • + Responsabilidad compartida; Gobernantes, policias, urbanizadores y moradores.
  • + Sentimiento de propiedad de la parte pública y semi pública

La esencia del modelo CPTED se orienta más al pensamiento del grupo 2, porque la participación es fundamental, crea sinergias entre niños, adultos, personas mayores, clases bajas, medias y altas, personas con alguna discapacidad, extranjeros y nativos, hombres y mujeres, en definitiva cohesiona el barrio (el territorio), lo defiende del agresor y se ocupa de que siga bien mantenido.

En la defensa del territorio no hablo de violencia contra violencia, es emocionante comprobar como el simple aumento de actividad vecinal en la calle, reduce las acciones de gamberrismo y delincuencia común. Y cómo un barrio florece y reduce la sensación de inseguridad de sus habitantes con pocos vallados, pocos escalones, mejor iluminación, vegetación baja (inferior a 1,50mts), aceras limpias, tiendas en los soportales y banco públicos para pasear y poder sentarse.

Lógicamente las inversiones públicas son necesarias, así como leyes equilibradas y cuerpos de seguridad que se ocupen de una parte de la prevención, pero la participación social es la esencia del cambio.

En la seguridad por diseño, el cambio de mentalidad es la prioridad

No es sencillo, menos en países como España donde la solidaridad y la confianza hacia los demás está en mínimos históricos. Los que creemos en una sociedad mejor estamos obligados a intentarlo, aceptando que nos encontraremos con ciudadanos que por diversas razones, todas aceptables, no nos ayudarán a conseguir el cambio «efecto bola de nieve»

  • No sabemos como empezar ni por donde.
  • No nos sentimos con la suficiente autoridad vecinal.
  • No tenemos tiempo libre para ocuparnos.
  • Estamos en contra de tanta libertad.
  • Hemos sido víctimas de un robo violento y queremos mayor contundencia con leyes.
  • No me importa el futuro.
  • Me opongo a cualquier cambio.
  • Yo ya vivo bien así.
  • Mi negocio es la inseguridad.
  • … y todas las razones que siempre expresamos cuando algo no nos interesa lo suficiente.

La triste realidad es que la prevención por diseño no es una opción, es una necesidad que tarda años en implantarse, debido a las imprescindibles inversiones económicas en restauración y la necesaria re-educación del ciudadano. Algunas previsiones vaticinan que en el 2030, las ciudades albergarán al 70% de la población. En mi opinión, si no abrazamos rápidamente conceptos del CPTED, las personas que hoy tenemos mediana edad, viviremos un futuro más inseguro, estresante y paranoico, con el agravante de se seremos demasiado mayores para liderar el cambio.

No confundir estar seguro con vivir tranquilo

A veces no somos conscientes de las amenazas que nos acechan, ni de los riesgos que asumimos en términos de protección en casa. Cuando nos paramos a pensar, pensamos en la posible pérdida económica y nos tranquilizamos a nosotros mismos porque no tenemos joyas ni mucho dinero en efectivo dentro de casa. Rara vez pensamos en otras secuelas, según los expertos, las más difíciles de curar y reponer.

Secuelas al ser víctima de un robo

Cuando somos victimas de un robo, además  de la posible pérdida económica y de la dolorosa pérdida sentimental, para muchas personas la pérdida más importante tiene que ver con el sentimiento de inseguridad y la confianza personal que se tiene en nuestro hogar. Impotencia, rabia, miedo o paranoia son algunos de los sentimientos y secuelas estresantes que, al menos durante un tiempo, se acusan tras ser objeto de un robo.

El concepto CPTED en la práctica de nuestra vida

Cuando aceptemos que la seguridad se logra por medio de la cooperación, la implicación y la voluntad de crear un entorno integrado y seguro, estaremos en el camino correcto. En esta labor de ordenación urbanística para que los residentes se sientan cómodos y seguros en sus casas están implicados los cuerpos policiales (agentes de enlace de arquitectura), la municipalidad (gobierno local), los planificadores urbanos, los arquitectos, la industria de la construcción y las imprescindibles asociaciones vecinales.

CPTED seguridad por diseño by angel olleros

 

Diseño y construcción adecuada de edificios, en la prevención del delito CPTED

En muchos casos, un diseño y construcción adecuados en origen no suponen un mayor coste, sino que se consigue solo con unos cuantos clics de ratón para mejorar el diseño del acceso principal, evitar huecos, zonas oscuras, etc. En España estamos poco acostumbrados a comprobar estos aspectos en la seguridad del entorno cuando vamos a adquirir una vivienda. Tampoco estamos sensibilizados en que el mantenimiento continuado del entorno es crucial para que el vandalismo no avance. Nos preocupan nuestra vivienda y portal pero del resto del entorno opinamos, pero realmente no tenemos una actitud pro activa en protegerlo. ¿A cuántas reuniones de vecinos has dejado de asistir, dejando tu comunidad al alcance del desgobierno? Te has preguntado cuánto cuesta una casa segura. y si es esto lo que quiero.

Mantenimiento adecuado para proteger tu barrio del delincuente según CPTED

Mantener un entorno limpio, completo y seguro es responsabilidad de residentes, arrendatarios y gobierno local. Las reparaciones y limpieza hechas con rapidez evitan que el vándalo destroce una zona mayor. Si las reparaciones duran demasiado tiempo, suben sus costes y el entorno entra en una espiral negativa. En países donde se aplica este concepto de “casa segura” se ha conseguido reducir el porcentaje de robos en viviendas de un 20% a un 1%.

La sensación de seguridad o de inseguridad es un factor determinante en la mente humana, tanto para el propietario como para el delincuente. Está demostrado que mejorar el alumbrado público, instalar puertas y ventanas con certificación de resistencia, dotar de iluminación exterior adecuada frente a las fachadas y tener una visión clara de la calle y de los aparcamientos, contribuye a crear un entorno atractivo y también seguro, e implica aún más a los propietarios en la vigilancia natural y en el mantenimiento de las instalaciones.

Vivir con seguridad implica algo más que simplemente vivir en una casa segura. Incluye tener la posibilidad de moverse por el vecindario, llegar en transporte público, usar la bicicleta, guardar el vehículo en el garaje, jugar en la calle, ir de compras, ir al colegio, pasear por el parque, etc. Todo sin la sensación de inseguridad.

Historia de un éxito en la prevención del robo

Más de 400.000 viviendas en Holanda ya han obtenido el certificado de “vivienda segura”. Las compañías de seguros han rebajado sus pólizas entre el 10 % y el 30 % para estas viviendas. Los estándares de resistencia al robo empezaron a formar parte de su código técnico de edificación en 1999, los detectores de humo en 2001 y la normativa sobre el certificado oficial en 2004. Hoy en día todas las partes están satisfechas: se ha reducido el delito y se ha reducido el miedo.

CPTED en el entorno y tus decisiones de compra en protección contra el robo

Con este gráfico básico trato de mostraros la relación tan directa entre nuestro entorno y nuestra protección particular. Vivir en un entorno con grado de riesgo bajo y tener un alto grado de protección particular en sistemas de seguridad, directamente determina que tenemos poca probabilidad de ser víctimas de un ataque. Por el contrario, vivir en un entorno de riesgo alto con baja protección particular nos convierte en victimas potenciales, fáciles, de poco riesgo para el delincuente y que únicamente la suerte y la estadística de que no nos toque son nuestras aliadas.

Grafico de autoproteccion del delito by angel olleros

Podemos manejar nuestra seguridad en nuestro entorno

Y por supuesto que podemos manejar nuestra seguridad en nuestra vivienda y nuestro entorno; podemos colaborar y participar más en nuestra asociación de vecinos, en nuestra comunidad y por lo tanto, podemos influir para que nuestro entono periférico y perimétrico sea más seguro. Debemos mantenerlo limpio y mantenernos vigilantes con el gamberrismo. Por supuesto, nuestro grado de protección particular está directamente vinculado a las decisiones de compra que tomamos.

Así pues, vivir con seguridad es relativamente sencillo para muchas personas, únicamente es una cuestión de implicación vecinal y presupuesto.

¿Cómo sabemos en que entorno de inseguridad nos encontramos?

Una vista rápida a barrios denota si los vecinos tienen o no preocupación por su barrio. Se observa limpieza, niños jugando tranquilamente, comercios abiertos, paredes sin pintadas, etc. También podemos conocer nuestro entorno si nos acercamos a la comisaria del barrio y preguntamos por el índice de criminalidad de la zona, o si nuestra zona tiene más de 50.000 habitantes, directamente podemos consultar el balance de criminalidad acumulada y reflejada en un informe que semestralmente publica el Ministerio del Interior.

http://www.interior.gob.es/ca/web/interior/prensa/balances-e-informes/2014;jsessionid=B5DDEB16582820808BB3406D6E38A592

Balance de criminalidad Ministerio del Interior

Otro dato importante es detectar la densidad de ocupación. A menos ocupación, mayor probabilidad de agresión, por lo tanto hay que tener mayores precauciones en barrios de nueva construcción, en zonas alejadas y en zonas de ocupación estacional.

¿Vivimos en ciudades accesibles, con fácil movilidad?

Como ya he comentado, el diseño de nuestros barrios y casas ayuda o dificulta la accesibilidad. Si no podemos movernos fácilmente, tendremos que quedarnos en nuestra casa, sin salir, y esta situación genera menos personas en la calle, menos actividad, menos vigilancia natural, menos cohesión social, y por supuesto menor bienestar. Desde hace unos años conocemos que se construye con un mayor enfoque hacia la eficiencia energética y esto está genial, pero mi pregunta es:

¿Podemos envejecer junto a nuestra vivienda?

No siempre tendremos 50 años y desgraciadamente, no siempre estaremos bien de salud. ¿Cuántas viviendas se siguen construyendo con escalones, sin rampas fáciles de acceso? ¿Qué anchura de paso mínimo de puertas tenemos en las viviendas? ¿Cabe 1 persona + una silla de ruedas en todos los ascensores que nos encontramos en las ciudades? ¿Cuántos escalones y con qué pendiente tenemos que sortear para subir a un transporte público?

Pensemos en los maravillosos chalets adosados que tienen 2-3 escalones en la puerta de entrada, ¿son fantásticos verdad? También me aterra pensar en todas las familias que han adquirido un «chalet colmena» con escaleras interiores estrechas, con hueco escaso para el pie entre escalones, sin rellano. Familias que tendrán que envejecer en una casa hecha para personas perfectas físicamente hablando, una casa que se convertirá en su cárcel particular.

¿Podemos envejecer en nuestro barrio? ¿Tenemos acceso a parques para pasear solos o acompañados de nuestros nietos? ¿Se puede llegar caminando por aceras adecuadas? ¿es posible descansar en sillas o bancos adecuados y bien mantenidos? Porque si la respuesta es que no podemos, el resultado será que no saldremos a la calle, viviremos encerrados, sin cohesión social, sin participación.

Todavía no nos damos cuenta, pero hoy estamos creando las cárceles del futuro para la ciudadanía.

Ejercicio para conocer el nivel de accesibilidad de nuestro entorno

  • Mujeres que han estado embarazadas alguna vez.
  • Personas que alguna vez han tenido que empujar un carrito de bebe o una silla de ruedas.
  • Personas que alguna vez han tenido un traumatismo en piernas o brazos y han tenido que usar muletas.
  • Personas que tienen a su cargo a personas mayores o personas con dificultad de movilidad.
  • ¿Cuantos quedamos exentos? y ¿por cuánto tiempo lo estaremos? pues para estos pocos afortunados es para quienes se están construyendo las ciudades.

Por supuesto que hablamos de bienestar cuando enfocamos el problema de la accesibilidad y movilidad pero también hablamos de prevención del delito porque de forma indirecta la accesibilidad genera actividad y participación, genera ganas de mantener tu barrio limpio de gamberros y de delincuentes. Identifica si tu barrio, donde vives, cumple con estos 10 consejos de prevención del delito según conceptos CPTED.

¿Qué podemos hacer para defendernos del delincuente?

Pues, diferentes ciudades y países tienen diferentes tipologías y grados de amenazas. En España y de momento, no tenemos una amenaza muy agresiva, por esta razón ahora es el momento de activar políticas CPTED en la sociedad. Nos enfrentamos a gamberros de baja intensidad, algunos barrios tienen ya bandas que gestionan el acceso a parques y canchas públicas de deporte, por supuesto nos enfrentamos a delincuencia común y a bandas criminales.

El concepto «saca los ojos a la calle» soluciona muchas de ellas de forma natural porque la actividad del ciudadano en la calle recupera el territorio de forma natural. Las medidas electrónicas como cámaras y la seguridad física como puertas de seguridad contribuyen a la disuasión del delincuente pero genera una sensación de vivir en un entorno de inseguridad vigilada. El buen hacer de policías y sistema judicial hace el resto.

El ladrón es una persona racional y por lo tanto toma decisiones racionales. Por encima del botín, su principal objetivo es no ser visto, reconocido ni detenido. Por lo tanto medirá los riesgos de forma racional.

Situación CPTED en España

No esta nada bien. Quienes tienen que tomar decisiones políticas no tienen a la gente idónea o de confianza para efectuar los cambios imprescindibles para revertir la tendencia de la inseguridad creciente.

Sus opciones pasan por medidas represivas; policiales y judiciales, la cuales no solo no reducen la delincuencia, tampoco reducen el sentimiento de inseguridad del ciudadano.

De momento poca sensibilidad de los que mandan para promover iniciativas prácticas que aumenten la seguridad de los ciudadanos. El legislador no incorpora estas normativas en el código técnico de edificación CTE, los arquitectos no las recomiendan, a veces porque ni tan siquiera las conocen, los urbanizadores no venden mejor las casas o locales por implementar estas ventajas y el actual comprador español se fija más en la estética que en el valor de uso.

Aún a pesar de este panorama, yo soy optimista y desde la coordinación de este comité AENOR voy a seguir trabajando e insistiendo a todas las partes para avanzar en el derecho a la protección del ciudadano.

 

Citas de referentes del CPTED

  1. El miedo, según Ditton (1999: 83), es un término que abarca una variedad confusa de sentimientos, puntos de vista, las estimaciones de riesgo, y por lo tanto significa diferentes cosas para diferentes personas.
  2. Desafortunadamente, muchas víctimas a menudo desvían su frustración y su ira hacia la policía, dando lugar a una pérdida de confianza en el sistema. Habitual en países con un sistema judicial demasiado incompetente, o con los tribunales muy indulgentes.
  3. La delincuencia es una característica inevitable de la civilización. Durkheim (citado en Ferraro, 1995: 1) sugiere que el crimen es normal porque una sociedad exenta de el, es totalmente imposible. El miedo no es más que una respuesta natural a la delincuencia.
  4. Aristóteles (Citado en Kennedy, 1991: 141) sugiere que el estado de ánimo de los que tiene el miedo es acompañado por una expectativa de experimentar alguna desgracia destructiva. Esto puede explicar tanto el temor de una experiencia negativa, como la victimización, o incluso fobias.
  5. Aristóteles define el miedo como una especie de dolor o agitación derivada de la imaginación de un futuro destructoras del mal doloroso (ibid) y Alison (2005: 214) argumenta que el potencial de evitar condiciones desagradables tiene una estrecha relación con el refuerzo negativo.
  6. Vanderveen sostiene que el miedo al delito puede tener un efecto adverso sobre la salud. La ansiedad puede perjudicar a un sentido compartido de la confianza, la cohesión y el control social dentro de una comunidad, y contribuye a la incidencia de la delincuencia.
  7. Todo el mundo tiene un termostato de riesgo único, por lo tanto, el riesgo no es objetivo, pero produce, se negocia y se manipula dentro de la interacción social. Algunas personas están por lo general más dispuestos que otros a correr riesgos y esto se refleja en los patrones de estilo de vida.

 

Tiempo de lectura: 20 minutos (1)

¡Escríbeme!
Me interesa tu opinión

(1 opinión)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce al autor

José Miguel Ángel Olleros
Consultor | Educador de seguridad física

Soy tu consultor de seguridad física contra el delito y comencé en seguridad en 1990.

A veces me contratan para evaluar el riesgo de robo en viviendas y proponer medidas de protección, y a veces, me contratan para ejecutar proyectos de seguridad física en edificios e infraestructuras críticas.

También soy educador en sistemas, procedimientos y enfoques de seguridad. Tengo mi propio método educacional neurodidáctico, con el que acompaño a los profesionales en su capacitación y desarrollo.

¿En qué te puedo ayudar?
Formación

Talleres prácticos y programas avanzados para profesionales de la seguridad. Con un enfoque práctico y mi método exclusivo de enseñanza.

+ INFO
Consultoría

Análisis de las necesidades de seguridad de proyectos de edificación, residenciales y unifamiliares, aplicando el método SUMA.

+ INFO

Sígueme