¿Deseas contratar mis servicios de Architectural
Openings Consultant?
Te cuento cómo lo hago

La visión que tengo
Construimos para personas

Entender la edificación como organización social, técnica, económica y psicológica, donde conviven puertas, instalaciones, enseres, información y personas, en perfecto equilibrio.

El edificio del siglo XXI debe ser operativo, cómodo y seguro, que aporte defensa, protección, convivencia y hospitalidad. Espacios funcionales, estéticamente agradables y confortables que no obstaculizan las actividades del trabajo cotidiano, que facilitan todos los movimientos horizontales y verticales de todos sus huéspedes.

Un proyecto combinado de arquitectura y seguridad, no es un conjunto de tareas habituales. Cada proyecto es diferente, es temporal, requiere de sensibilidad y debe respetar la máxima:

“La forma siempre sigue a la función.”

Mi prontuario en sistemas
Safety, Security & User Experiences

Que un producto funcione correctamente es crítico, pero ya no es suficiente.

El producto debe ofrecer una solución a una o varias problemáticas determinadas.

La solución debe facilitar la completa utilización de sus funcionalidades, ofreciendo usabilidad. La solución debe también ser agradable al tacto y a la vista, provocando emociones a través de su estética.

La usabilidad y estética junto con el rendimiento y calidad del servicio del mantenedor, generan la experiencia de uso del usuario.

Por lo tanto, la solución, su usabilidad y el entorno, son indisolubles en la edificación moderna.

Mi Reto
Estrategia, Diseño, Licitación, Ejecución.

En los proyectos de edificación, todas las fases son importantes y todas ellas, requieren su tiempo y detalle.

El conocimiento normativo junto al conocimiento técnico de los productos es importante, pero el valor añadido es generado a partir de nuestra habilidad, experiencia y pericia para diseñar equipamientos y sistemas funcionales, en armonía con su entorno, con un rendimiento concreto y enfocados al usuario que los va a usar.

Operativos, cómodos y seguros, además de:

  • Reducir deficiencias en el diseño arquitectónico.
  • Evitar deficiencias en la adjudicación.
  • Controlar deficiencias en la ejecución.